"foto de SOS VETO"

¿Cómo alimento a mi perro?

 

"foto de SOS VETO"

“foto de SOS VETO”

Los perros son carnívoros pero, desde su domesticación, han cambiado varias de sus costumbres alimenticias y hoy los perros son omnívoros.

Es importante que nuestros amigos a cuatro patas tengan una alimentación sana y equilibradacarne, pescado, fruta y verdura. Nosotros, los dueños de los perros, debemos darles lo que tienen que comer. Con una buena alimentación, garantizamos a nuestro perro una buena salud y una mayor esperanza de vida.

Los alimentos favoritos de mi perro

El pollo, la ternera, el cerdo, el cordero… son alimentos que les encantan a nuestros perros carnívoros pero también comerá alimentos de origen vegetal o algunos cereales. Una mezcla de carne, arroz y legumbres será un plato de gusto para nuestro perrito; además de una comida sana y equilibrada.

¿Come toda la familia, incluido el perro?

Podemos coincidir en la hora de la comida o de la cena con nuestro perro pero … no debemos darle de comer lo mismo que nosotros. El organismo de los animales, en concreto el del perro, es muy diferente al nuestro y hay alimentos que NO podemos dar a nuestro perrito.

¿Cómo elegir la comida de mi perro?

Deberemos fijarnos que el alimento que elijamos tenga todos los ingredientes que necesita nuestra mascota. Es importante que el alimento tenga proteínas, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio y Vitaminas A y D.  Si buscamos un alimento para que nuestro perro mantenga un pelo brillante, dientes sanos o huesos fuertes, los alimentos adecuados deberán contener zinc, cobre y flúor.

¿Qué tipo de comida: húmeda o seca?

Deberemos elegir el tipo de comida teniendo en cuenta la edad, el peso y el estado de salud de nuestro perro.  La comida húmeda es quizás mas atractiva para un perro pero también comen comida seca sin ningún problema. La ventaja de la comida seca es que es mas fácil de conservar.

Alimentos no recomendados para nuestro perro (fuente: Wikipedia.org)

Leche: algunos perros, como algunas personas, presentan intolerancia a la lactosa. Es por ello que debe darse con precaución y, a la primera reacción adversa —vómitos, diarrea—, suspenderla de inmediato

Prohibido el Chocolate: contiene una sustancia llamada teobromina que causa intoxicación en el organismo del perro y puede ser fatal en grandes dosis.

Golosinas: tales como frituras, caramelos, galletas; tienden a formar sarro en la dentadura del perro. Además los azúcares les hacen propensos a la diabetes. Existen golosinas especiales para ellos que incluso protegen de la formación de sarro.

Huesos cocidos: en especial los de pollo. Al ser triturados por la mandíbula del perro pueden formar esquirlas con puntas muy agudas, las cuales fácilmente pueden perforar el esófago, intestino o recto, provocando hemorragias internas, infección y consecuentemente mucho dolor.

Alimentos o desperdicios caseros: se deben evitar los alimentos muy condimentados, ya que los perros son especialmente sensibles a la sal, la pimienta y el chile. De igual forma se deben evitar los alimentos con exceso de grasa. Los desperdicios o restos de alimentos, normalmente poco frescos, deben ser eliminados. No se debe permitir que coman restos hallados en la calle, pues podría sufrir una gastroenteritis infecciosa.

Tomate: puede afectar el sistema digestivo del perro.

Somos lo que comemos, ¡nuestra mascota también! Es nuestro deber cuidarle y mimarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *