¿Cómo ocuparse de un hámster?

Fuente: "Warren Photografic"

Fuente: “Warren Photografic”

Al contrario de lo que se piensa, tener un roedor en casa no significa tener menos responsabilidades que con un gato o con un perro; sólo es diferente.

Los dientes del hamster

Los hámsters suelen tener problemas dentales: sus dientes crecen de manera continua y tenemos que asegurarnos de que tienen algo que roer para que los vayan gastanto y no terminen con problemas.

Alimentación del hamster

A los perros y a los gatos podemos ofrecerles la misma comida todos los días pero a los roedores, no. Necesitan una comida muy variada. Siempre tendrán cereales a su disposición, mezclados y que ya se venden en las tiendas especializadas. Pero además deberíamos ofrecerles alimentos frescos como frutas y verduras para que puedan tener un aporte de fibra y vitaminas.

Reproducción del hamster

La hembra es receptiva cada 4 días. Las hembras llegan a su tamaño adulto a los 3 meses, crecen a toda pastilla. Antes de esa edad, es desaconsejable aparear a nuestra hámster hembra, así le evitamos problemas de salud.

Paseo

Aunque no hay que sacarle a pasear como al perro, 3 veces al día, es importante sacar a nuestro hámster de su jaula dos veces al día. Así nuestro amiguito tendrá una vida equilibrada y sana. Cada salida debe ser al menos de 2 horas, para ejercitar sus patas e investigar lo que le rodea. Eso implica por parte del dueño una vigilancia extrema porque ya se sabe qué pasa con los cables….

Comportamiento del hamster

Si tu hámster se sube encima de los barrotes de su jaula… significa que se aburre: es una señal de que le tenemos dejado de lado y hay que empezar a estar más pendiente de él.

No hay que olvidar que nunca hay que hacer movimientos bruscos o ruidos fuertes cerca del hámster. A veces es miedoso y si tiene miedo, no se va a dejar coger nunca y se nos hará imposible cualquier intento de enseñarle a hacer algunas cosillas.

El hámster es una buena opción como primera mascota, sobre todo en hogares en los que hay niños, puesto es pequeño, ocupa poco espacio, y los cuidados necesarios no son tan exigentes en tiempo y presupuesto como pueden ser los perros y los gatos. Pero esto no debe significar que no respetemos las necesidades básicas de nuestro nuevo amigo…

Necesitará una jaula espaciosa donde moverse con libertad y ejercitarse, así como un espacio cubierto donde dormir, ya que el hámster buscará un lugar equivalente a la madriguera de la naturaleza. Es importante que la jaula esté una habitación tranquila de la casa, así como que sea un lugar sin corrientes de aire ni cambios bruscos de temperatura.

La esperanza de vida de un hámster es de 3 años aproximadamente. Debemos tener en cuenta que la alimentación es uno de los factores más importantes para el bienestar de nuestro amigo. Si bien la base de su alimentación serán los cereales y las semillas, este roedor no es un vegetariano puro. En la naturaleza incluye en su dieta insectos y otros pequeños animales, por lo que debemos incluir una parte de proteína animal en su alimentación. La mayoría de los alimentos específicos que se comercializan están ya compuestos por todo lo que nuestro hámster necesita, pero si no es así, debemos completar su dieta con un poco de pollo cocido o queso fresco, al menos tres veces por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *