gato-balinés

Cómo conocer al gato Balinés.

gato-balinésEl gato Balinés viene de Estados Unidos. Este gato de talla media es una variedad de pelo semi-largo del siamés. Es un buen animal de compañía, afectuoso y fiel. Es el gato ideal para las personas dispuestas a ofrecer la dulzura y el cariño que requiere este minino. En general, el gato Balinés sólo crea un vínculo con una persona y muestra indiferencia hacia el resto de  los miembros de la familia.

Origen

El gato Balinés tiene como antepasado el gato Siamés. Su historia comienza en Estados Unidos en los año ´40. Una gata siamesa dio a luz a sus gatitos y, entre ellos, uno tenía el pelo largo; un pelo largo más abundante en la cola y el cuello.  A partir de ese momento, sus dueños se dieron cuenta de que se trataba de una mutación genética: este gatito era hijo de dos siameses portadores del gen de pelo largo, probablemente debido a la herencia de su antepasado: el gato de Angora. En 1970, esta raza con sus características propias se hizo oficial.

Su físico

El gato Balinés posee una silueta elegante y ágil. Su cuerpo es largo, con una masa muscular y ósea compacta pero no pesada.

El cuello es fino, la cabeza es más larga y ancha de lo habitual, con el cráneo y el hocico fino. Su barbilla es fuerte, muy pronunciada, y las mejillas son “hermosas”, dan la sensación de estar llenas, característica más acentuada en los machos.

Sus orejas son muy grandes, con las puntas muy marcadas. Forman un triángulo perfecto.

Su pelaje posee las mismas características que los siameses en cuanto a su color. Se admiten los colores gris, blanco, crema y azulado.

Carácter

El gato Balinés conserva las características típicas de los Siameses: es inteligente, muy dinámico y a veces algo presuntuoso.

Es muy sociable y cariñoso pero puede mostrar celos violentos hacia la persona con la que ha establecido el lazo afectivo.

Su egocentrismo le lleva a no soportar la presencia de otro gato en la familia.

Cuando juega, es imprevisible, acrobático y saltarín.

Como su antepasado el Siamés, usa su voz para transmitir que necesita algo y conserva el mismo sonido que aquél.

Cuidados

El gato Balinés no requiere cuidados particulares porque es un gato fuerte y sano.  El cuidado del pelaje sí es importante: debe ser cepillado con regularidad para evitar los nudos. Como el Siamés, el gato Balinés se adapta bien a la vida en apartamento aunque, sobre todo en época de celo, tiene una gran necesidad de libertad.

Siempre será preferible tener espacios grandes donde nuestros animales puedan ejercitar sus saltos, correr, jugar, etc. Sobre todo por el gato Balinés, que, como muchos otros gatos, conserva el instinto de cazador y necesita disponer de espacio abierto.

Al igual que el Siamés, el gato Balinés es muy parlanchín y aunque ama a su libertad, requiere mucha atención y cariño de su amo, el “elegido” de la familia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *