gato-viajero

Consejos para irse de vacaciones con nuestro gato

gato-viajeroEvitar un estado de estrés en el animal

Habitualmente, los cambios bruscos crean en los gatos un estado de estrés grande. Para evitarlo, es importante llevar con nosotros sus objetos favoritos como su juguete, su manta y sus platos de comida (el del agua y el de comida), su collar y su correa.

Tarjeta de seguimiento veterinario

Es importante NO olvidarse de este documento para viajar con su gato.

Seguridad

Si viajamos en coche, el sitio de nuestro gato no es en el asiento delantero sino una jaula o bolsa de transporte especial.

En verano

Tenemos que ser cuidadosos con el calor del verano. El exceso del calor en un vehículo no climatizado puede hacerle sufrir a nuestro gato un síncope.

Una vez llegado a vuestro destino, dejen a su gato investigar el lugar, así se sentirá más tranquilo y él solo encontrará el mejor sitio que le conviene. El primer día es recomendable ponerle la correa para ayudarle a adaptarse a los olores y ruidos nuevos.

¿Y si no puedo llevarlo conmigo?

Si resulta imposible llevarnos a nuestro gato, siempre podemos pedirle a amigos y/o familiares que nos lo cuiden. También existen varias sociedades que se encargan de ello bien a domicilio o bien llevando el gato a esta sociedad, por si no quiere “comprometer” a amigos y/ familiares.

También hay “hoteles” o “pensiones” o “residencias” para los animales de compañía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *