elegir pajaro

¿Cómo elegir el pájaro adecuado?

elegir pajaroUna vez haya pensado y estudiado qué tipo de pájaro desea, podrá adquirirlo en una tienda o a través de una explotación de aves (criadero). Aquí tenemos algunos consejos para hacer la mejor elección posible.

Edad

Es aconsejable elegir un pájaro joven de entre 2 y 3 meses de edad, así conseguiremos educarlo con más facilidad.

¿Pájaro de tienda o pájaro de criadero?

En las tiendas podemos encontrara pájaros “importados” es decir, que son animales capturados en su medio salvaje y traídos a la tienda para su venta. ¿Cómo los reconocemos? Su precio es bastante menor y tienen un anillo en su pata, un anillo abierto, significativo de que no se le ha puesto este anillo desde su nacimiento sino que ha sido posterior. Después de la captura se les cierra este anillo con una pinza.

Siempre será mejor adquirir un pájaro a través de un criadero. Su precio es un poco más elevado pero no tendrá el miedo a los humanos que puedan llegar a tener los “importados”.

Criado por el humano y el destete

Los periquitos y los loros criados por humanos ya están educados. Cuando adoptamos uno de ellos,  ya es capaz de comer por sí mismo (no necesita que se le administre la comida con una jeringuilla).

El destete es un momento delicado y dura entre 2 y 3 meses, a veces más, en el caso de los loros. Un pájaro debe haber pasado el periodo de destete antes de poder ser comprado.

¿Cuántos pájaros compramos?

Tener dos pájaros puede ser una gran idea, sobre todo para las personas que están poco tiempo en casa. Al ser dos, los pájaros se aburrirán muchísimo menos.

Si escojo la idea de tener dos pájaros, es aconsejable que sean del mismo sexo.  Si fueran hembra y macho, teóricamente se reproducirán… no es aconsejable tener cría de los mismos padres por el tema de la variedad genética.

Por otra parte, si la hembra tiene crías, puede ocurrir que no tengamos sitio en casa y que debamos deshacernos de las crías, lo cual no siempre es fácil.

Resumen

Antes de comprar un pájaro, debemos verificar que el animal goza de buena salud; nos fijaremos en los puntos siguientes:

– Sus plumas son lisas y brillantes.

– Sus ojos brillan, tiene una mirada viva.

– No tiene heridas.

– No le lloran los ojos.

– Tiene el culete limpio.

– Sus necesidades visibles en la jaula son firmes.

– Se desplaza fácilmente, vuela, sube y baja por la jaula.

– Los demás pájaros no parecen enfermos, el sitio es de fiar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *