cat-drinking

Qué hacer si nuestro gato no bebe suficiente agua.

cat-drinkingEs fundamental para la salud y el bienestar de nuestro gato que tome suficiente agua y se mantenga hidratado. Forma parte de las necesidades básicas para una buena asimilación de los alimentos y un estado óptimo del aparato locomotor. Sin embargo, es frecuente encontrar gatos que de manera sistemática beben poca agua.

En estado natural, sobre todo aquellas razas adaptadas a climas muy secos con acceso limitado al agua, los gatos son capaces de sobrevivir bebiendo poco. Esto no debe suponer que podamos contentarnos con un nivel similar de hidratación, puesto que no es lo óptimo para su salud.

Si nuestro gato bebe poco, lo primero es comprobar que se siente cómodo a la hora beber. Puede parecer una obviedad, pero si el lugar donde tenemos puesto el recipiente no le gusta, está en una zona de paso o se siente amenazado, tenderá a irse rápidamente. También debemos hacerle atractivo el recipiente, que esté limpio y con agua fresca: la mejor opción es un bebedero cerámico o de vidrio, el plástico se impregna fácilmente de olores que él -con su sensible nariz- detectará. Debemos cambiar el agua al menos dos veces al día.

Hay gatos acostumbrados a beber el agua directamente del grifo. No es lo más recomendable, ya que dependerá de que haya siempre alguien para abrírselo y, muy probablemente, nuestro gato acabe bebiendo menos agua de la que debe. Para un animal con esta costumbre puede ser buena solución uno de los muchos bebederos con fuente que hay en el mercado: para él la sensación será la misma, pero siempre lo tendrá disponible y beberá más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *