gato-escondido-en-bolsa-de-papel

Pirotecnia y mascotas: ¿fiesta para todos?

Fiestas en el pueblo: concurso de paellas, entrega de premios, romería popular y como colofón, fuegos artificiales. En cuántos lugares de la geografía española se repite este patrón durante la época estival? Podemos cambiar la paella por una olla ferroviaria o por unos chorizos asados, pero los fuegos artificiales, como buen país piroténico que somos, no faltan nunca. Y las mascotas son las gran perjudicadas en esas fiestas. Con oídos mucho más sensibles que el nuestro, sufren tremendamente durante esos 10 minutos de ruido.fuegos-artificiales

Aunque en España no se conocen las cifras, en otros países europeos se sabe que cada año cientos de perros y gatos mueren como consecuencia indirecta de la pirotecnia, al huir de su hogar presas del pánico y acabar bajo las ruedas de un coche o en una perrera que puede terminar teniendo que sacrificarlo. Recordad que muchas muertes, o incluso días de angustia porque nuestro amigo ha desaparecido, se podrían evitar identificándolo con michochip.

El oído de los perros y gatos está mucho más desarrollado que el nuestro. Ellos pueden percibir sonidos de hasta 60.000 Hz, sonidos de muy alta frecuencia que nosotros no percibimos. Por ello, muchas veces veremos a nuestras mascotas agitadas o inquietas en situaciones donde nosotros no detectamos nada raro, pero ellos sí. Pueden oir una tormenta a 10 km de distancia.

Aunque se aprecia menos en gatos, un gran porcentaje de mascotas tiene miedo a los fuegos artificiales, cohetes, tracas y demás artículos de pirotecnia. En algunos casos, las experiencias negativas pueden llegar a provocar fobia, con una reacción desmedida y obsesiva a los ruidos.

Signos de estrés en mascotas

Aunque existen una serie de comportamientos estereotipados respecto a la respuesta a los ruidos pirotécnicos, muchos animales muestran signos sutiles de estrés que pueden pasar desapercibidos. Los más frecuentes:perro escondido

  • Esconderse (sobre todo los gatos)
  • Mearse o defecarse encima
  • Jadeo incesante sin calor ni ejercicio
  • Babeo
  • Temblores
  • Pupilas dilatadas
  • Ladridos y maullidos

Tratamiento del miedo a la pirotecnia

  • Tratamientos físicos: En casos extremos es conveniente visitar a nuestro veterinario y que éste nos recete algún tipo de tranquilizante para evitar ataques de pánico o angustia extrema. Desde Prozac a Clomicalm o Xanax, tu veterinario es el que mejor te puede aconsejar en estos casos. Aunque no cuentan con el apoyo de toda la comunidad veterinaria, se ha visto que algunos animales pueden beneficiarse del uso de Flores de Bach para el miedo. Desde hace un tiempo existen en el mercado una serie de productos derivados de las feromonas animales, que producen un efecto tranquilizante. Así, contamos con productos como Adaptil para perros y Feliway para gatos, basados en esas sustancias naturales que además no tienen ningún efecto secundario. En gatos especialmente el efecto puede ser espectacular. Algunos perros responden muy bien a la camiseta anti-estrés, basada en la acupresión sobre la zona del pecho, que tiene efecto ansiolítico.
  • Modificación del entorno: Cambiando las condiciones del ambiente del animal, podremos conseguir que su umbral de ansiedad disminuya. Muchas veces no somos conscientes de que nuestras mascotas son extremandamente receptivas a nuestro estado anímico. Si horas antes de que se produzca el evento pirotécnico comenzamos a mostrarnos nerviosos y agitados, nuestras mascotas serán aún más sensibles a la ansiedad. Algunas mascotas se sienten más seguras dentro de un espacio reducido, como puede ser unagato-escondido caseta o incluso un armario o un baño de reducido tamaño, porque les da sensación de madriguera. Si éste es tu caso, prepara un escondrijo antes del evento e intenta que esté lo más aislado posible del ruido. Procura reducir al máximo el nivel de ruido que se cuela en el interior bajando persianas y cerrando puertas. Incluso se puede recurrir a “white noises” como la tele o la radio para disminuir la sensación de los ruidos externos. Retira su pienso del lugar habitual horas antes para tenga hambre y sea así más receptivo a ti y tus órdenes.
  • Contra-condicionamiento: Con esta técnica, que solo puede llevar a cabo un profesional, se le enseña al animal a comportarse de una cierta manera ante determinados estímulos. Por ejemplo, solo le daremos a nuestro perro su juguete o premio favorito, o a nuestro gato acceso a la hierba gatera que tanto le gusta, justo antes o durante el evento pirotécnico. De esa manera, tras varias repeticiones, los animales asociarán la pirotecnia con sensaciones positivas.
  • Desensibilización: Con este sistema, la respuesta del animal va disminuyendo en el tiempo a medida que se aumentan los niveles de exposición, y se ha visto que funciona mejor en perros que en gatos. Para desensibilizar a una mascota al ruido de los cohetes, petardos y demás, enséñale una orden tipo “relax” o “cálma” cuando no hay ruido. Cuando la mascota se relaje, dale un premio cada 10 segundos más o menos. Repite esta operación varias veces al día a lo largo del día, y cada vez espera un poco más antes de darle el primer y consecutivos premios. El objetivo es que tu mascota se tranquilice solo con ordenárselo. Una vez conseguido ésto, consigue una grabación de ruido pirotécnico y hazlo sonar a bajo volumen. Haz que tu perro se relaje, y una vez conseguido, vete aumentando el volumen de la grabación. Las sesiones no deberían durar más de unos 10 minutos. En cada sesión vete aumentando el volumen, hasta conseguir que tu mascota se comporte con calma y esté pendiente de ti y tus premios en lugar del sonido pirotécnico.Tierparty

El miedo a los ruidos de la pirotecnia es muy común en mascotas, y en un pais tan amante del ruido como el nuestro, muchos propietarios se quejan de que no es posible celebrar nada cuando tu mascota está aterrorizada en un rincón. Desde la victoria en un partido, una boda o las fiestas del santo patrón, celebramos todo con ruido. Pero… no deberíamos todos poder disfrutar de la fiesta?

Si te ha gustado, nos haría mucha ilusión que lo compartieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *