Fuente de la foto: "journal des femmes.com"

Un ratón como mascota, qué debo saber

Fuente de la foto: "journal des femmes.com"

Fuente de la foto: “journal des femmes.com”

¿Quieres un ratón como mascota? ¡Genial! Pero tienes que saber que este animalito tiene necesidades específicas que debes respetar para proporcionarle una vida sana y equilibrada.  Antes de elegir a tu ratón y de llevártelo a casa, tienes que tenerlo todo preparado para acogerle lo mejor posible. El instinto de los ratones es gregario, no es un animalito que puede vivir solo. Es preferible que al menos tengas dos ratoncitos para que puedan vivir mejor.

La jaula

Elige una jaula que mida como mínimo 600 cm cuadrados por ratón o 30 x 20 cm por ratón, con menos de 30 cm de altura. Si eliges una jaula con barrotes, elígelos orientados horizontalmente con 0,8 cm entre cada uno máximo para que tus ratones no puedan escalarlos  y/o pasar a través.

La temperatura ambiente tiene que estar entre 19 y 21ºC, es importante evitar las corrientes de aire porque los ratones son frágiles al nivel del aparato respiratorio.

Lo ideal sería tener o una jaula en alto o un parque, en un lugar de la casa donde tus ratones podrán ver gente a menudo.

El lecho 

Para el lecho, debes evitar los de madera porque contienen serrín y polvo, algo que molesta muchísimo a los ratones ya que les provoca problemas respiratorios (estornudos, alergias respiratorias, etc). Es preferible que utilices lechos vegetales, hechos con maíz o lino por ejemplo.

Comer y beber

No olvides dejar a tus ratones siempre agua fresca y limpia a su disposición. Para eso, puedes instalar un bebedero en su jaula. Debes cambiar el agua todos los días y limpiar con regularidad la pipeta. Para limpiar la pipeta estupendamente, puedes utilizar vinagre blanco.  Evita los cuencos de comida sin bordes porque se ensucian rápidamente por el lecho, los excrementos, etc. Elige mejor un cuenco con los bordes elevados y con mucho fondo, así los ratones no lo tiran. También puedes elegir cuencos que se fijen a los barrotes de su jaula, para estar seguro de que la comida nunca se mezcla con el lecho.

Accesorios

Tus ratones necesitarán una casita para dormir tranquilos. También puedes dejarles un poco de heno o trocitos de papel higiénico para que se puedan construir su “nidito”. Los ratones son muy activos, necesitan algo para activarse, como una rueda, por ejemplo. Elige juguetes para que se diviertan como un túnel, hamacas,  rollos de cartón, etc.  También puedes ofrecer a tus ratones varios pisos en su jaula con una escalerita.

Con estos consejos, sentido común y cariño… estas preparado para acoger a tu ratoncito, ¡sed felices!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *