por que a mi perro se el cae el pelo

¿Por qué a mi perro se le cae el pelo?

La caída del pelo en los perros puede ser una señal de que no está bien alimentado, un síntoma de algún problema más grave o sencillamente parte del proceso natural de la muda. Necesitamos saber si necesitamos comprarnos una aspiradora más potente o sin embargo debemos acudir al veterinario.

Existen tantas variedades de pelo como de razas, aún cuando la estructura general del mismo es igual en todas ellas. El pelo está hecho de una proteína llamada queratina, que también forma parte de las uñas, y crece a partir de los folículos pilosos. En las personas, por cada folículo solo sale un pelo, pero en los perros, en los que el manto es más importante, la cosa se complica. De cada folículo nace un pelo principal, que formará el manto superior, y varios pelos profundos que darán lugar al manto inferior.

Tipos de manto en los perros

  • Pelo profundo o manto inferior. Es el que se encuentra cerca de la piel, y es muy sFoliculo piloso perrouave, fino y denso, teniendo como función principal el aislamiento. Está formado por pelos ligeramente rizados para ayudar a atrapar el aire caliente. El grosor de este manto varía entre las estaciones del año, aumentando en invierno y disminuyendo en verano.
  • Pelo protector o manto superior. Es un pelo más grueso y largo, y tendría una función protectora de lesiones en la piel, como cortes y rozamientos. Este pelo está presente a lo largo de todo el año y su caída es más o menos constante.

Tipos de razas según su pelaje

El tipo de pelaje de cada perro depende tanto de su raza como de su genética individual. Así, podemos clasificar las razas por su pelaje:

1.- Razas de perros sin pelo: Por ejemplo, el Crestado Chino o el Xoloitzcuintle mexicano.

2.-perro crestado chino Razas de perros sin manto inferior: Carecen de manto profundo, y por eso la caída de pelo es muy excasa. Podemos citar el Yorkshire y el Caniche.

3.- Razas de perros con doble manto: Es característico de las razas más rústicas, pues se han seleccionado para las durezas climatológicas. Un ejemplo serían el Labrador y el Husky Siberiano.

Si no eres capaz de determinar si tu perro tiene submanto, pregunta a tu veterinario o peluquero canino. Los perros con este tipo de manto sufren mudas dos veces al año, en primavera y otoño. Pero hay que mencionar que los perros mantenidos en el interior de las viviendas, en los que la temperatura interior es más o menos constante, sufren una muda “perenne” a lo largo del año, con picos en las épocas de muda naturales.

Una vez que se descarta la muda como razón para la pérdida de pelo de nuestro perro, podemos buscar otras razones.

Caída de pelo en perros por Deficiencias Alimentarias

Al igual que las personas, los perros necesitan una dieta adecuada que les proporcione los omega para evitar caida pelo en perrosnutrientes y vitaminas necesarias para gozar de buena salud. Una dieta pobre o deficiente en ciertos elementos puede desencadenar una caída del pelo.

Si alimentas a tu perro con comida casera, intenta que sea variada. Si por el contrario le das solo pienso, la diferencia en calidades puede ser abismal. Decántate por un pienso natural a ser posible o al menos con ciertas garantías de calidad. Muchas veces, lo que nos ahorramos en el pienso lo gastaremos después en visitas al veterinario.

Una buena opción para mejorar la calidad del pelo de nuestras mascotas es ofrecerles aceite Omega 3 de pescado. Al igual que en las personas, estos ácidos grasos mejoran el estado general de la piel y el pelo.

Caída de pelo en perros por Problemas Hormonales

Si tu perro presenta un manto seco y quebradizo acompañado de aumento de peso, cansancio general y apatía, es posible que sufra hipotiroidismo. Como en los seres humanos, esta deficiencia hormonal no es muy frecuente pero cuando aparece puede disminuir dramáticamente la calidad de vida del animal. Si sospechas que tu perro puede sufrir este transtorno, no dudes en acudir a tu veterinario.

Caída de pelo en perro por Parásitos en la Piel

La sarna y la tiña eran muy frecuentes antaño, cuando las condiciones en las que se mantenía a los perros eran pobres. Aquellos animales con alimentaciones deficientes y defensas bajas solían sufrir infecciones por ácaros u hongos que no se trataban y se contagiaban de unos animales a otros. Actualmente en la clínica veterinaria diaria se ven pocos casos de sarna y hongos, y cuando se manifiestan suele ser en animales con las defensas disminuidas por alguna razón subyacente.

Pero si observas en tu perro calvas o zonas de alopecia sin razón aparente, consulta con tu veterinario.

Mientras en la sarna el causante es un ácaro que escaba túneles bajo la piel y produce mucho picor e irritación, la tiña está producida por un hongo que se alimenta del pelo y por tanto no produce ni picor ni dolor pero da lugar a calvas redondas.

En ambos casos el tratamiento es sencillo.

Muchas personas manifiestan un gran temor a contagiarse con sarna o tiña. Estas enfermedades, características de países subdesarrolladas con mala higiene y peor nutrición, no son frecuentes en España, y aún cuando entraras en contacto con un animal con sarna o tiña, el contagio es difícil a personas que no tengan las defensas comprometidas.

Puedes leer en este post qué enfermedades nos pueden contagiar nuestras mascotas.

Caída de pelo en perros por Alergia a la Picadura de Pulga

Este tipo de hipersensibilidad está producida por la saliva de la pulga, y es a día de hoy el problema cutáneo más frecuente en los perros de las zonas templadas y húmedas. alergia perrosEn los perros que viven en el exterior de las viviendas, este problema suele manifestarse en primavera y verano, coincidiendo con la época de actividad de la pulga, la cual inverna con las bajas temperaturas. Pero en los perros alojados dentro de casa, el problema suele ser continuo, pues la temperatura de las viviendas permite a la pulga mantener su ciclo activo durante todo el año.

Los perros con alergia a la pulga manifiestan picores, apareciendo costras y lesiones que puede conducir a la pérdida de pelo en zonas características como es la base de la cola, las axilas y el cuello. Debemos de tener en cuenta que una vez establecido el problema, basta una picadura de pulga una vez a la semana para que el proceso se mantenga activo. La solución a este problema pasa por eliminar las pulgas del entorno del animal.

Descubre en este post cómo combatir las pulgas.

Caída de pelo en perros por Alergia Alimentaria

La alergia a ciertos alimentos en perros son aproximadamente el 10% del total, siendo los alimentos que más frecuentemente producen alergia la ternera, los lácteos, el pollo, el trigo y los huevos. Este tipo de alergia es difícil de diagnosticar, pues sus signos son similares a otras hipersensibilidades. Una vez se ha descartado cualquier otro tipo de problema cutáneo (pulgas, hongos, atopia, etc) se debe llevar una dieta de eliminación e ir incorporando los distintos alimentos poco a poco hasta descubrir cuál es el causante de la alergia. Hoy día existen en el mercado multitud de opciones para este tipo de problemas.

Puedes leer aquí nuestro post sobre las alergias en perros.

Caída de pelo en perros por Ansiedad y Estrés

Muchas veces no tenemos en cuenta los estragos que ciertos cambios en nuestro entorno producen en nuestras mascotas. Puede ser que tu hijo se haya ido a estudiar fuperro estresadoera, o que ha llegado un bebé a la casa, o que os habéis mudado. Pero los perros sufren también de estrés, y éste muchas veces se manifiesta en pérdida de pelo sin razón aparente.

Como has visto, existen varias razones por las que tu perro puede perder pelo, y la forma de evitarlo dependerá en gran medida de la causa. Pero si no existe ningún problema de salud y la pérdida de pelo es totalmente natural, acostúmbrate a cepillarlo a menudo.

Un cepillado con un buen rastrillo un par de veces a la semana disminuirá la cantidad de pelo que cae al suelo hasta en un 80%.

Muchos propietarios bañan demasiado a sus mascotas, eliminando con los champús la capa de grasa que cubre de manera natural el pelo y que cumple una función protectora. Al faltar esa grasa, el pelo tiene mayor tendencia a enredarse y ensuciarse. Un perro sano no debería ser bañado nunca, pero debería ser cepillado frecuentemente. Haz la prueba. Comprobarás que al dejar de bañar a tu perro, el pelo recupera su equilibrio, no se mancha, se enreda mucho menos y tiene más brillo. Además notarás que tu perro huele mucho menos.

Recuerda que todos los pelos que se queden en el cepillo no van al sofá.

Trabajamos muy duro en ésto y nos haría mucha ilusión que lo compartieras.

Otros artículos que te pueden interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *