Archivo de la categoría: GATOS

colonias de gatos

Gato feral y callejero

Lamentablemente todos hemos visto gatos callejeros. Gatos nacidos en las calles de otros abandonados o perdidos, totalmente ajenos al contacto humano y asilvestrados. Estos animales han perdido la pequeña domesticación que tienen los gatos domésticos, y aunque viven alrededor del ser humano por razones de alimento o abrigo, no interaccionan con las personas y se mantienen vigilantes y recelosos ante cualquier acercamiento por nuestra parte.

En muchos lugares del mundo los gatos callejeros o ferales se han convertido en un problema. Su gran capacidad reproductiva hace que las colonias, o grupos de gatos ferales que viven juntos, aumenten su número de individuos de manera exponencial, pudiendo llegar a ser un problema de salud pública teniendo en cuenta las condiciones higiosanitarias en que viven estos animales.

gato feral callejero

La definición de gato feral, o gato asilvestrado, no está muy clara. Según un artículo publicado en Journal of Feline Medicine and Surgery en 2013, para los veterinarios un gato feral difiere de un gato doméstico en los niveles de socialización hacia los humanos y su dependencia de ellos. Un gato feral nunca será totalmente domesticado, nunca se covertirá en una mascota ronroneante que se siente en el regazo y acuda obediente a su comedero automático. A diferencia de esos gatos ferales, los gatos callejeros son animales que en algún momento de sus vidas han convivido con seres humanos, y aunque vivan en las calles y se muestren asilvestrados, pueden llegar a ser domesticados de nuevo y vivir en cautividad.

Diferencia gato feral y callejero

Para ser capaces de diferenciar un gato feral de uno callejero, debemos atender al término “sociabilización”. Los gatitos deben interactuar con los seres humanos en edades muy tempranas, hasta un máximo de 8 semanas de edad, si se quiere obtener un comportamiento doméstico. A partir de esa edad, o hasta 4 meses dependiendo de la fuente, las posibilidades de domesticar a los gatitos van disminuyendo, y muchos de ellos serán siempre animales recelosos de las personas.

Un gato feral es aquel que nace de otro gato feral y permanece ajeno al contacto humano durante todo su desarrollo hasta alcanzar la edad adulta. Aunque existen diferencias individuales entre gatos repecto de su miedo al ser humano, un gato feral se mostrará siempre desconfiado, temeroso e incluso puede llegar a atacar cuando se le acorrala.

gatos callejeros riesgos

Los gatos callejeros proceden de mascotas que por alguna u otra razón han perdido el contacto con las personas, pero que en algún momento de su vida han estado emocionalmente vinculadas a un hogar. Eran animales caseros, acostumbrados a la convivencia con personas y al juego en castillos para gatos. Pero bien porque se pierden, o bien porque son abandonados a su suerte, estos animales terminan asilvestrándose como una adaptación a la supervivencia en las calles. Estos animales pueden volver a ser domesticados y recuperar, con mayor o menor trabajo, su capacidad para convivir con el hombre.

Es muy difícil, simplemente observando a un gato en la calle, saber si es feral o callejero. Esta distinción puede ser importante para determinar su futuro cuando es capturado por el servicio de recogida de animales que muchos municipios  ponen en marcha. Mientras un gato feral no puede ser adoptado, en este caso la única solución para controlar el número de individuos es la captura-esterilización. Con el uso de trampas, estos animales son atrapados, esterilizados y retornados a su ambiente en el menor tiempo posible para evitarles estrés innecesario. Los gatos callejeros, sin embargo, serán esterilizados igualmente, pero en este caso pueden ser puestos en adopción.

gato feral callejero

Colonias de gatos

Los gatos ferales suelen vivir en grupos más o menos numerosos llamados colonias, normalmente localizadas cerca de una fuente de alimento.

Aunque se han hecho varios estudios al respecto, todavía no está claro si existe, y en ese caso en qué grado, algún tipo de jerarquía social. Algunos estudios incluso sugieren la existencia de complejas jerarquías relativas, según las cuales la posición social de los individuos va cambiando según su situación geográfica o la hora del día.

Aunque la mayor parte de los gatos ferales machos preferirá vivir en soledad, las hembras tienden a formar pequeños grupos matriarcales de hembras y sus gatitos, donde las labores de vigilancia e incluso amamantamiento se comparten entre varias reproductoras.

Riesgo para la salud de las colonias de gatos

Los gatos ferales se encuentran más expuestos a enfermedades que los gatos domésticos. Ésto incluye rabia, toxoplasmosis, virus de la inmunodeficiencia felina, virus de la leucemia felina y otras.

En un estudio realizado en Florida (EEUU) se ha visto que la enfermedad felina de mayor importancia por su riesgo para los seres humanos en las colonias de gatos ferales es la infección por Bartonella henselae, responsable de la enfermedad del arañazo del gato.

Un riesgo claro de la transmisión de enfermedades a los humanos de las colonias de gatos ferales es la rabia.

Control de las colonias de gatos ferales

La mayoría de las ciudades presenta un problema mayor o menor de colonias de gatos. Muchos vecinos se quejan de los olores, del riesgo para la salud y de la molestia que suponen las gatas hembras en época de celo.gatos ferales

Existe una gran controversia alrededor del tipo de control, si es que alguno, que se debería implementar alrededor de las colonias de gatos ferales. En algunos lugares como Australia o la isla de Hawaii los gatos ferales son un problema mayúsculo para el equilibrio del ecosistema, pues aunque estén bien alimentados, los gatos siguen cazando, y matando. En otros, el crecimiento exponencial de las colonias llega a convertirse en un problema higiosanitario para las personas, sobre todo por la alarma social creada alrededor de la rabia.

Al final, los métodos de control de las colonias se reducen a dos: atrapar-matar y atrapar-esterilizar-soltar. Ambos métodos cuentan con defensores y detractores, según el punto de vista.

cuando acudir urgencia veterinaria

¿Cuándo acudir al veterinario de urgencia?

En ocasiones es difícil para el propietario de una mascota decidir cuándo un problema de salud de su perro o gato es realmente urgente o cuándo la visita al veterinario puede esperar. Aunque todos los que tenemos mascota sabemos si nuestro amigo no se encuentra bien, también es cierto que muchas veces ese malestar es transitorio y al dia siguiente su comportamiento es totalmente normal.

Acudir al veterinario es bastante estresante para la mayoría de los animales, aún en las mejores de las situaciones. Si a ésto le añadimos que nuestro peludo compañero no se encuentra bien, podemos realmente empeorar una situación que probablemente no era para tanto al principio. Pero tambíen es cierto que otras veces decidimos esperar y al final lo único que hemos logrado es empeorar la situación.

Entonces, ¿cuándo acudir de urgencia al veterinario?

A continuación detallamos las situaciones más comunes en las que debemos acudir a los servicios veterinarios de urgencia. Estas son las urgencias más comunes en los hospitales y clínicas veterinarias, pero evidentemente no están recogidas todas.cuando acudir urgencia veterinaria

Mientras muchas situaciones de urgencia son obvias, como puede ser un desmayo o una parálisis repentina, y no necesitamos que nadie nos aclare si debemos acudir o no al veterinario, otras cuentan con una sintomatología mucho más sutil pero que sin embargo pueden acarrear graves problemas de salud para nuestra mascota o incluso ser mortales.

📌 Dificultad para respirar

Esta es una de las más importantes de las urgencias veterinarias, porque en cualquier momento se puede complicar y solo tres minutos sin respirar suponen un desenlace mortal. Ante cualquier signo de dificultad respiratoria de nuestra mascota, debemos acudir al veterinario urgentemente.

📌 Abdomen hinchado con jadeos e inquietud

Todos los signos mencionados acompañan a la tristemente famosa dilatación gástrica o torsión de estómago. Es una patología más característica de las razas de perros grandes, pero se ha visto en animales de todos los tamaños. Mientras algunos perros muestran varios síntomas, otros en cambio pueden mostrar solo alguno de ellos, como el jadeo y la incomodidad, siendo mucho más difícil entonces reconocer esta patología. La dilatación de estómago, con torsión o no, es siempre una urgencia.

📌 Convulsiones

Las convulsiones no suelen ser mortales en sí mismas mientras su número no sea elevado, pero normalmente son síntoma de algún otro problema que sí puede ser mortal si no es tratado a tiempo, como una intoxicación. En cualquier caso, siempre es aconsejable acudir a un profesional.

📌 Tos

En la mayoría de los casos, la tos en las mascotas no es considerada una urgencia veterinaria, aunque si es necesario acudir a un profesional para saber qué está originando esa tos.

📌 Colapso o debilidad extrema

Este síntoma suele ser reflejo de problemas importantes como derrame interno (hemoabdomen), compromiso cardíaco, shock anafiláctico, algunas intoxicaciones… Todos ellos requieren atención veterinaria urgente.

parvovirosis en perros

📌 Traumatismo mayor

Evidentemente, en cualquier caso de traumatismo es mejor acudir al veterinario aunque nuestra mascota no manifieste síntomas de malestar. Muchas veces animales involucrados en un atropello o caídas desde cierta altura no muestran signos externos de trauma pero presentan daños internos que de no ser tratados a tiempo pueden ser mortales.

📌 Vómitos prolongados en el tiempo y/o diarrea

Los vómitos en principio no son una urgencia. Muchas veces el cuerpo reacciona vomitando a un agente externo molesto. Pero cuando se prolongan en el tiempo pueden llegar a producir deshidratación y con ello problemas sistémicos graves. Uno o dos vómitos esporádicos, e incluso acompañados de diarrea, suelen solucionarse con un ayuno de 24 horas cuidando la hidratación. Pero si se prolongan más allá de 24 horas, y sobre todo acompañados de decaimiento y falta de apetito, pueden ser signos de otros problemas graves que requieren atención veterinaria urgente.

📌 Dificultad para orinar

En principio, y siempre y cuando no exista bloqueo absoluto, suele ser causada por infección en la orina, y aunque molesta para el animal, no es una amenaza vital. Sin embargo, existen otras razones mucho más peligrosas que pueden originar dificultad en la micción, destacando los cálculos urinarios tan típicos en los gatos macho, y que son realmente una urgencia veterinaria.enfermedades mortales en perros

📌 Parálisis de las patas traseras

Este cuadro es característico de algunas razas pequeñas de espalda larga como el caniche o el teckel. Se produce de manera súbita por la protusión de una hernia discal que presiona la médula espinal, paralizando las patas de atrás. Aunque el pronóstico depende mucho del grado de presión, también depende de que el animal reciba tratamiento lo antes posible,

📌Envenenamientos

En este caso muchas veces somos conscientes de la ingestión de la sustancia tóxica antes de que comiencen los síntomas porque vemos a nuestra mascota, especialmente los perros, comiendo veneno para caracoles o ratas, chocolate, medicamentos… La rapidez con la que acudamos al servicio de urgencias veterinarias en de suma importancia para el desenlace final. En otros casos, aunque no veamos cuándo sucede la ingestión del veneno, comenzaremos a apreciar signos típicos como vómitos profusos, convulsiones, diarrea, salivación…

📌 Dolor agudo

Este tipo de dolor, que hace a nuestra mascota aullar o quejarse de manera dramática, siempre es una urgencia, aunque no sepamos qué lo produce.

Las mascotas y su bienestar son cada día más importantes de la vida de muchas personas. Por ello, han surgido centros veterinarios dedicados exclusivamente a las urgencias, es decir, permanecen cerrados al público en horas de comercio pero atienden aquellos animales que sufren urgencias durante la noche, días festivos o cuando su veterinario habitual se encuentra cerrado. De momento, solo las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Málaga cuentan con este servicio. Un ejemplo de este tipo de clínicas veterinarias es Survet Urgencias Veterinarias, en pleno centro de Barcelona.

Si tienes dudas sobre el estado de salud de tu mascota, siempre es mejor consultar con un profesional.

No dudes en dejarnos cualquier comentario o sugerencia. Gracias.
que enfermedades transmiten perros y gatos

Zoonosis: lo que nuestras mascotas nos pueden contagiar

Se conoce como zoonosis aquellas enfermedades que se pueden transmitir de los animales al hombre, y viceversa. Estas zoonosis pueden ser directas, es decir, que irían del perro o el gato a la persona, e indirectas si es necesaria la participación de una especie intermedia como puede ser un mosquito. Pero ¿sabes exactamente qué enfermedades transmiten los perros y gatos? Sigue leyendo

Perro con pulgas

¿Es posible librarse de las pulgas?

Todos los que tenemos perro o gato en casa lo sabemos. No hay forma de eliminar las pulgas. Puedes mantenerlas bajo control, e incluso alguna vez te parecerá que has conseguido librarte de ellas, pero más tarde o más temprano verás a tu peludo amigo rascándose de nuevo. Sigue leyendo

Catnip o la droga de los gatos

Se la conoce por muchos nombres: catnip, hierba gatera, gataria, menta gatuna… y esta planta ha supuesto para los propietarios de gatos todo un descubrimiento en los últimos años. De aspecto rústico y perteneciente a la misma familia que el orégano o la menta, crece en muchas partes del mundo de forma silvestre y desprende un aceite volátil denominado nepetalactona, que afecta el comportamiento de los gatos y otros felinos creando un estado de euforia temporal. Sigue leyendo

Piensos Gosbi consigue el certificado PETA

Piensos Gosbi se ha constituido en la primera marca española de elaboración de alimentos para mascotas en conseguir el galardón. La ONG PETA es conocida en todo el mundo por llevar a cabo una potente campaña en defensa de los animales. Sigue leyendo