lobo gris

Cómo los lobos cambiaron el curso de los ríos

El título no intenta ser dramático. Realmente los lobos grises fueron capaces de cambiar el curso de un río en el parque Yellowstone, en EEUU.

Para explicar cómo sucedió, necesito contaros una historia. Una historia sobre como todo está relacionado, y todos somos, al final, uno solo.

En las tribus nativas de Norte América, los lobos eran animales respetados, y muchas creían estar hermanadas con ellos. Los lobos aparecen en la mayoría de sus creencias como animales sagrados, con los que los humanos podían unirse para formar una criatura poderosa. Se estima que aproximadamente medio millón de lobos recorrían el territorio de lo que es hoy EEUU. Pero con la llegada de los colonos, el lobo pasó a ser una alimaña con lalobo gris que había que competir para establecerse en las nuevas tierras. El gobierno del nuevo EEUU estableció medidas de control de la población de lobos, y hacia 1960 el magnífico lobo gris estaba prácticamente extinto. Es la única especie que ha sido deliberadamente exterminada por el ser humano.

En 1974 el lobo gris fue incluido en la lista de especies protegidas, al tiempo que comenzó la fascinación del gran público por estos animales. La población de las grandes urbes ya no veía a los lobos como competidores, sino que querían recuperar una conexión con la naturaleza salvaje que presentían habían perdido. Se hablaba ya de biodiversidad, de ecosistemas… Y recuperar al lobo gris se convirtió en una prioridad.

lobos cambiaron curso rioUna vez estuvo protegido, el lobo comenzó a recuperar sus números lentamente, sobre todo alrededor de la zona de los grandes lagos, para ir poco a poco extendiéndose hacia otros estados. En los últimos 30 años, la población de lobo gris ha pasado de solo 300 individuos a unos 4.000 repartidos por 13 estados. y probablemente la maniobra más ambiciosa para la recuperación de las poblaciones de lobo gris fue su introducción en el Parque Nacional de Yellowstone, donde 21 lobos canadienses fueron liberados en 1995 tras un período de aclimatización.

Durante los 70 años previos a la re-introducción de los lobos grises en Yellowstone, las poblaciones de caribús, al no tener enemigos naturales, comenzaron a crecer en números preocupantes. Normalmente estos ungulados no se alimentan en los valles, donde pueden ser fácilmente atacados, pero al no existir peligro estaban produciendo un sobre-pastoreo de las llanuras, minorizando otras especies animales que no podían alimentarse y sobrevivir.como lobos cambiaron rios

Al llegar los lobos, los caribús dejaron el valle, donde eran fácilmente apresados, desplazándose a tierras más elevadas. Su poblaciones se vieron mermadas a causa de las cacerías de los lobos, pero ésto mejoró el estado de salud de las manadas al mejorar su alimentación por la disminución de la carga biológica. Al mismo tiempo, al desaparecer de los valles, la vegetación de éstos comenzó a crecer tras el cese del pastoreo. Al aumentar la vegetación y el tamaño de los arbustos y árboles, se produjo un aumento de sus frutos y con ello la llegada de como lobos consiguieron cambiar riosotros animales como pájaros, castores y osos. El aumento de la vegetación, además, hizo que los ríos hicieran menos meandros al fijar su curso con las raíces de los árboles, y con ello los ríos ganaron profundidad. Se crearon más lagunas que atrajeron patos y otros animales acuáticos. Además, al recuperarse también la vegetación de los laterales de los valles, se produjo una disminución de la erosión ocasionada por las lluvias, al quedar los terrenos más firmes. Y así fue como una pequeña manada de lobos cambió no solo el ecosistema de todo el territorio, sino también el curso de los ríos.

Los biólogos lo llaman “cascada trófica”. El eliminar al depredador principal del ecosistema, el lobo, el ser humano provocó toda una cadena de efectos que terminaron afectando a todas las formas de vida. En este vídeo podemos ver un resumen de lo ocurrido relatado por George Monbiot, activista medioambiental y escritor en The Guardian. Vale la pena ver el vídeo hasta el final, porque además de interesante cuenta con unas imágenes espectaculares.

Si te ha gustado, nos haría mucha ilusión que lo compartieras.

Un pensamiento en “Cómo los lobos cambiaron el curso de los ríos

  1. Pingback: Cómo los lobos cambiaron el curso de los ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *